9 de agosto de 2022

San Jorge Rock, 2º edición

La edición 2021 del festival estuvo marcada por el encuentro entre artistas y espectadores ávidos de escuchar canciones en vivo. Hubo música, público presente y varias sorpresas.

Un espacio que llega con el fin de hacerse un nombre de jerarquía entre la agenda del año cultural local.

La segunda edición del festival de música San Jorge Rock, nacido durante la pandemia, finalizó este domingo con la feliz circunstancia de haber colgado el cartel de “localidades agotadas” en sus tres fechas. Un evento que, ya para estas alturas sin sorpresas, viene a manifestar la necesidad no sólo de músicos sino de espectadores de encontrarse para disfrutar de canciones propias o ajenas, pero en el marco de festividad que preponderó durante todo el fin de semana en El Galpón Espacio Cultural.

Es que el espacio anfitrión ubicado en Eva Perón 1932 fue uno de los organizadores junto al Bar “El Rengo”, quienes mostraron una marcada diferencia respecto a su debut pandémico y con modalidad virtual en pleno 2020.

Hablando de diferencias, habrá que decir que la propuesta comenzó de por sí bastante ecléctica: Voltaica abrió el viernes cerca de las 21 con un show en el que repasaron canciones del metal argentino, pero también de otros lugares del mundo: De Stratovarius a Horcas, Jerico, Helker y más. El punk rock de Baja Prexión fue la que le dio el cierre a una noche que ya permitía avizorar la magnitud del evento que se desarrollaba.

El sábado la actividad comenzó más temprano, con la instalación del Paseo Varieté para que el público se acerque desde temprano a recorrer los stands de las emprendedoras locales, mientras en el interior se terminaban de ultimar detalles de sonido. Nostalgia quizás sea la palabra que resuma los shows de la segunda jornada. Primero porque la apertura estuvo a cargo de Ochentamentes, el grupo que tiene como frontman a Mariano Burgos y repasó canciones de los ’80 con un sonido ajustado y preciso, mientras la gente adivinaba desde sus mesas quiénes eran los intérpretes originales por aquella década.

El segundo vino con el cierre del show de Héctor Vázquez. Tras repasar temas propios y adelantar su disco “Nadie” que, según prometió, saldrá antes que termine el año, la sorpresa se dio con la invitación a Sergio Boaglio para subir al escenario. No se trató de una participación azarosa, teniendo en cuenta que en la banda de Vázquez participan Darío Lovera (bajo) y Claudio Céliz (batería): tras interpretar Flores olvidadas y Palabras mudas al viento, confirmaron que, 25 años después, Barato Roma volverá con su formación original para realizar un show el próximo 07 de noviembre en la ciudad.

El domingo, Paseo Varieté repitió feria, mientras Anabela Pereyra se sumó con clases de tela para darle color a la jornada. Una vez cumplida la hora, subieron al escenario Los del vórtice, que realizaron su debut con canciones de Misfits, Red Hot Chilli Peppers y el rock progresivo de principios del 2000. Dr. Alvarez fue la encargada de cerrar el festival, con su tributo a Pity y un recorrido de canciones que, sin dudarlo, forman parte del colectivo popular para un género que no volvió a tener figuras de igual relevancia.

Pasó así la segunda edición de San Jorge Rock, un compromiso de gestores y artistas locales que invitan a pensar cómo seguir difundiendo, generando espacios y creando momentos desde y para la música. Al fin y al cabo, la verdadera protagonista de todo lo que pasó el fin de semana en Eva Perón 1932. Quedan las canciones, las anécdotas y el compromiso de saber cuáles son los pasos a seguir para la organización de la tercera edición.

Por Martin Fraire –

Fotos Getileza @amanitacomunica

fuente: sanjorgevirtual.com