14 de agosto de 2022

“Falta voluntad política” para disminuir la criminalidad y la violencia”

Lo afirmó el precandidato a senador por la lista Santa Fe Nos Une, Federico Angelini. En tanto, su compañera de fórmula, Amalia Granata, propuso implementar una policía pacificadora, especializada en narcotráfico.

   El actual vicepresidente del PRO y precandidato a senador por la lista Santa Fe Nos Une (de Juntos por el Cambio), Federico Angelini, se mostró crítico de la gestión en materia de seguridad, cárceles y narcotráfico de los actuales gobiernos nacional y provincial, que, dijo, “han abandonado el territorio en la provincia de Santa Fe” y agregó: “A diferencia de la gestión de Patricia Bullrich, que puso mano firme para encarcelar a los narcos, hoy los delincuentes y criminales tienen vía libre dentro y fuera de las cárceles”.

   Angelini había presentado en el año 2014 un proyecto de ley en la Legislatura para instalar inhibidores de señales de celulares en las cárceles de Santa Fe, de manera de evitar o dificultar que los reclusos pudieran seguir manejando organizaciones criminales tras las rejas. Concretamente, la iniciativa del entonces diputado provincial consistía en coordinar la colocación de los dispositivos con el Ente Nacional de Comunicaciones para no afectar, justamente, a los vecinos de zonas aledañas- en todas las unidades carcelarias dependientes del Servicio Penitenciario provincial, como han establecido países como Colombia, México, Estados Unidos y España.

   El proyecto establecía, asimismo, horarios especiales para que los reclusos pudieran comunicarse con sus familiares a través de un teléfono instalado en la unidad para tal fin, cuyas llamadas tendrían una duración de 5 minutos y se realizarían entre las 8 y las 19 horas. Además, los internos deberían informar sus datos personales, el número al que llamarán y el destinatario de la comunicación. Estos datos quedarían asentados en un registro que estaría a disposición del juez que los requiera en caso de denunciarse un secuestro virtual o amenaza.

   “Claramente, hubo falta de voluntad política y recién hoy, 7 años después de aquel proyecto, el gobierno provincial dice que quiere instalar inhibidores de señales”, lamentó Angelini, quien también consideró que “hay una cuota de ideología tanto a nivel provincial como nacional”. Y en ese sentido, explicó: “El año pasado, el gobierno nacional avalaba la liberación de presos y hoy, a un año y medio de gestión, tanto Nación como Provincia han abandonado la seguridad en Santa Fe. Es decir, no hay ningún tipo de coordinación entre ellos ni firmeza para intentar bajar los índices delictivos, como ocurrió durante la gestión de Patricia Bullrich”.

   Incluso, Angelini señaló que se ha eliminado la Dirección de Inteligencia Penitenciaria, “que permitía tener oídos y ojos dentro de las cárceles”, por lo cual hoy “el Estado o está totalmente ciego y sordo o hace la vista gorda sobre lo que está sucediendo en las cárceles y en las calles de nuestra provincia. Hoy, los delincuentes que fueron apresados durante la gestión de Patricia Bullrich, tienen cada vez más poder y manejan organizaciones delictivas tras las rejas con un celular, como si tuvieran un arma de fuego”.

   Por otra parte, Angelini manifestó que “no puede ser que el Servicio Penitenciario de Santa Fe dependa del Ministerio de Gobierno y no tenga vínculo con la seguridad pública”. Por lo tanto, expresó, “fugas como la que ocurrieron el otro día en Coronda y hechos violentos van a seguir sucediendo, porque han transformado a las cárceles en usinas del terror y eso obviamente se refleja en las calles, incluso hasta con más amedrentamientos a los comerciantes”.

Policía Pacificadora

   En tanto, Amalia Granata, quien acompaña en la lista al Senado a Angelini, presentó un proyecto en la Legislatura para implementar una policía pacificadora, especializada en narcotráfico, como se llevó adelante en ciudades como Río de Janeiro. “La policía ingresa a los barrios y no sólo derriba bunkers y saca al narco, sino que transforma esos lugares en un dispensario, en una sala de primeros auxilios, en un jardín de infantes. Hoy es un proyecto que está en comisiones y sería muy bueno que mis colegas lo apoyen porque es una iniciativa que ya ha funcionado en otros países y ayudaría a mejorarles la vida a muchos santafesinos, que hoy se ven envueltos en una guerra narco en la que nada tienen que ver”.

fuente: infosastre.com.ar